Domingo, Mayo 19, 2024
HomePublicacionesEntrevistasSol Luna Castillo: “Desde la comunicación tenemos la oportunidad de empoderar a...

Sol Luna Castillo: “Desde la comunicación tenemos la oportunidad de empoderar a la cultura”

Entre Líneas conmemora su quinto aniversario como medio de comunicación cultural en la Macrorregión Sur.

El equipo de Entre Líneas Cultura se complace en anunciar que este domingo 29 de enero cumplimos cinco años de labor periodística y cultural; cinco años creando y produciendo contenido de calidad en Arequipa y toda la Macroregión Sur. La iniciativa surgió en 2018 y desde entonces se ha fortalecido expandiendo sus alianzas, perspectivas y horizontes, abordando temas de interés público en relación a las artes plásticas, el teatro, el cine, la música, la literatura, las ciencias y las humanidades.

Con oportunidad del agasajo, dialogamos con la directora de EL Cultura: Sol Farah Luna Castillo, quien es comunicadora y enseñó en la Universidad Nacional de San Agustín y la Universidad Católica de Santa María, asimismo es gestora y difusora cultural, participando y brindando apoyo a actores y organizaciones culturales en diferentes rubros.

Primero, comencemos con un poco de historia. ¿Cómo y por qué surge Entre Líneas Cultura?

Entre Líneas Cultura surge bajo la idea colaborativa del periodista Henry Bautista y el editor de Aletheya, Ruhan Huarca, con el propósito de hacer micro entrevistas a escritores de editoriales independientes, porque no había una cobertura adecuada en los medios de comunicación y era muy difícil acceder a una entrevista. Entonces, yo me uní al proyecto cuando recién estaban iniciando y solo se transmitía en HBA Noticias, pero luego llegamos a las 100 entrevistas y nos dimos cuenta de que no solo servía hacer entrevistas, sino que teníamos otras oportunidades para hacer notas de prensa, cobertura de eventos. Es así que se decide formar Entre Líneas Cultura formalmente como marca, un 29 de enero, bajo el concepto de ser un medio de comunicación cultural en el macrorregión sur, porque nosotros siempre hemos querido enfatizar que el sur tiene menos cobertura que la capital, sin embargo, el sur es más exquisito en manifestaciones culturales.

Ruhan Huarca (izq.) en compañía del escritor Jorge Monteza.

Este domingo 29 de enero Entre Líneas Cultura conmemora su quinto aniversario. ¿Cómo se sienten y qué impresiones tienen como equipo?

Nos sentimos muy contentos porque ha sido un trabajo ininterrumpido, y eso es algo que también admiramos de otras asociaciones que ya han cumplido más de 10 o 15 años y no paran el trabajo. Eso es complicado. Entonces estos cinco años han sido importantes porque cuando llegó la pandemia se supone que nosotros ya nos estábamos consolidados, teníamos la oportunidad de expandirnos y generar ingresos, pero la pandemia lo bloqueó todo y fue la virtualidad la que nos dio el paso para seguir con este trabajo.

Si bien son cinco años, aún somos muy jóvenes, nos gusta llegar a esta edad porque quiere decir que hemos continuado y que ya nos reconocen a nivel institucional. Hay organizaciones que nos llaman directamente, hemos dado cobertura ya 4 años consecutivos el Hay Festival Arequipa, la Feria Internacional del Libro de Arequipa, otras ferias internacionales y se tuvo la oportunidad de visitar países como México, Argentina y Venezuela. Cada año siempre es un logro. El trabajo no va a parar, esto continuará, es un trabajo sólido que, si no lo lideró yo, lo hará otra persona.

A propósito de las crisis y la pandemia. ¿Cuáles son las mayores dificultades que ha enfrentado EL Cultura durante estos 5 años?

Bueno, una de las mayores crisis fue de que éramos muy pocas personas para poder realizar todo el trabajo que queríamos hacer y afrontar el hecho de que tienes que educar y guiar a otras personas en comunicación y periodismo cultural, porque inviertes en una persona, lo formas y puede ser que esta tome su camino. Eso nos ha pasado siempre, que las personas rotaban constantemente, eso hacía que no se fortalezca el medio, sobre todo porque nuestro rubro es tan específico que intentar generar ingresos por nuestra cuenta ha sido complicado.

Entrevistas virtuales durante la pandemia.

La pandemia si nos afectó porque, anímicamente, nadie se encontraba preparado. Todo quedó en incertidumbre porque no sabíamos si podíamos continuar, sobre todo porque nosotros dependíamos de actores culturales, de transmitir su trabajo, compartir su producción, pero continuamos y mejoramos. Postulamos a distintos apoyos económicos del Ministerio de Cultura, y uno de ellos nos permitió capacitar al equipo y a personas de todo el sur, alrededor de 200 personas se formaron en herramientas digitales, entonces para aprovechar el tiempo, en vez de estar tristes o agobiados por la coyuntura, comenzamos a mejorar nuestro trabajo.  Fue algo interesante porque durante la pandemia fue el momento en que más socios y alianzas conseguimos con clubs de lectura, bibliotecas, gremios de escritores, instituciones, etc. Esto nos permitió renovar y meditar qué es lo que venía a futuro, nos ayudó a replantear el público y fortalecernos.

Como periodistas y profesionales especializados en temas culturales… ¿Cómo describirían su relación con las artes, las ciencias y en general con las humanidades?

Bueno, es interesante porque cada uno tiene distintos gustos y experiencias, dentro de las personas que fundaron el medio. Yo, por ejemplo, vengo de padres músicos alternativos de rock, desde muy pequeña he podido ver como disfrutaban de la música. Mi papá pertenece a la banda de Quilluya y me dijo algo interesante: “En mis tiempos no había herramientas para difusión o no había ningún interesado”, y eso me hizo dar cuenta que desde la comunicación tenía la capacidad de ofrecer herramientas y ayudar a otros para que puedan difundir su trabajo. Tenemos también a Ruhan que es egresado de Literatura, tiene una editorial que es una de las más reconocidas en Arequipa y el sur (Aletheya), a él le encanta leer y ahora tiene su propia librería: Fabla Salvaje. Esta Royer [Capcha Quejias], que tiene una editorial en Cusco (RCQ Editorial), él es de sociología y trata de revalorar las lenguas originarias a través de sus textos. Luego está Sarko [Medina Hinojosa], que es periodista y escritor, y fue guía de Entre Líneas Cultura. Y también otros periodistas integrantes, Orlando [Cáceres] y tú [Rivaldo Vásquez], que tienen interés por la música, el teatro, la lectura. Entonces es muy interesante, porque para trabajar en esto necesitas que te guste, se necesita tener una iniciativa de querer conocer más.

Equipo de Entre Líneas Cultura en la FIL Arequipa 2022 (De izq. a drcha.: Cley Puma, Rivaldo Vásquez, Sol Luna Castillo, Liz Campos y Orlando Cáceres Vides)

Los medios de comunicación en general tienen la perspectiva de que el periodismo cultural no vende, que no tiene demanda, por eso es infrecuente en el Perú y más aún en Arequipa. ¿La experiencia en EL Cultura les dice esto? ¿Esto es verdad?

No voy a negar que hacer que las personas se interesen por la cultura es complicado, ya que casi toda la publicidad e imagen a nuestro alrededor no difunde nada de lo que se produce en el Perú, en temas de libro, artes, etc. Todo es muy comercial. Es muy complicado si, pero no es imposible, y nosotros en estos años de trabajo lo hemos logrado. Nos arriesgamos a entender al nuevo público y es un camino un poco lento si no usas las herramientas adecuadas. Si bien nos ha servido postular a un incentivo cultural, también nos ha servido entender que los tiempos cambian, y cambia la manera de comunicar. Por ende, no es tu culpa que quizá no lean o que creamos que no lean, es culpa de los medios de comunicación que no se toman el tiempo para hacer contenido para que las personas entiendan las manifestaciones culturales.  Por ello es muy importante hacer periodismo especializado, periodismo cultural.

Tengo entendido que recientemente en alianza con otras organizaciones culturales se ha realizado el conversatorio “Ser Comunicadora” coméntanos que representó para ustedes esta experiencia y por qué consideran importante la participación e inclusión de la mujer en este tipo de actividades.

Bueno “Ser Comunicador” surgió en la pandemia. Es algo gracioso incluso porque los de “Esto es Guerra” publicaron que tenían su carnet de prensa e hicieron noticias (ríe.) y decían “nosotros si podemos ser comunicadores”. Entonces yo me reuní con un grupo y nos preguntamos ¿Qué somos? Somos los que se ponen en la cámara, los que están en un reality o prensa … ¿Qué es ser comunicador? Al tener esta duda, vino la idea de hacer esta actividad para conocer el trabajo de comunicadores que apostaron por proyectos culturales, sociales y de educación. El primer conversatorio no fue solo de mujeres, tuvimos invitados de Lima, otros que trabajaban en organizaciones y todos compartimos nuestro perfil a comunicadores jóvenes. Bajo esta reflexión cada uno decía ¿Qué es ser comunicador? El proyecto pasó y este año se decidió trabajar netamente con mujeres, porque es muy complicado conocer perfiles de comunicadoras, y la mayoría de perfiles que vemos son de periodistas, nos preguntamos sobre comunicadores y comunicadoras y no sabemos quiénes existen. Entonces, la urgencia de conocernos, resaltar el trabajo joven y el trabajo de la mujer —que muchas veces no es visible — porque nuestro trabajo no es para estar siempre frente a cámaras, es un trabajo más organizativo, por ello decidimos dar voz a las mujeres, sobre todo en el sur.

Conversatorio virtual “Ser Comunicadora”.

Hemos tenido una invitada que dirige una asociación de teatro en Puno y habló también sobre la coyuntura, tuvimos a la encargada de marketing de Teatro Umbral, a una gestora cultural que es la Jefa de la Oficina de Comunicaciones de la Dirección Concentrada de Tacna. Entonces ha sido maravilloso porque fue una experiencia única. Gracias a esto, se va a recopilar (aparte de las entrevistas) un promedio de 50 perfiles de comunicadoras jóvenes de todo el Perú en un libro. Va a ser un libro que va a tener el mismo título, participaran de Puno, Tacna, Moquegua, Arequipa y de esta manera vamos a conocer y poder inspirar a otros jóvenes que apuesten por estos proyectos. Así es como va a terminar el primer ciclo de “Ser Comunicadora”.

Por último. ¿Qué actividades o sorpresas tiene Entre Líneas Cultura para este 2023?

Todo estaba planeado para anunciar varios proyectos en enero y febrero, pero por la coyuntura hemos decidido no realizar ninguna producción audiovisual, tampoco realizar eventos, pese a que algunos se realizaron si o si porque estaban programados. Pero, para marzo, esperando que todo vaya bien y que la situación mejore, vamos a anunciar nuestra escuela de periodismo cultural, va a ser una escuela totalmente gratuita que va a tener ciclos de seminarios, donde la personas van a escuchar temas específicos para que puedan entender y puedan ejercer el periodismo cultural. Vamos a tener invitados de fuera de Arequipa y esperamos que fuera del Perú, va a estar dirigido a alumnos de comunicación, literatura, historia, filosofía, artes, etc.  Público en general, a todos los que tengan ganas de aprender periodismo cultural.

Será totalmente virtual y se dictará a lo largo de este primer año. Todos los que quieran acceder se van a enterar por nuestras redes sociales, el compromiso para los participantes es terminar con un producto periodístico, ya sea una entrevista, un video reportaje u otros. Esa es la única condición para participar.  Luego también estará el libro de “Ser Comunicadora”, y continuaremos con nuestro trabajo, retomaremos y vamos a anunciar la nueva actualización del directorio cultural, que se encuentra en nuestra página web donde tenemos una lista de las distintas asociaciones del sur. Aquí vamos a encontrar a todas las instituciones culturales del sur, hemos hecho un primer ciclo el anteaño pasado y esperamos que a más tardar en dos años podamos ya cubrir a todas las instituciones culturales de Arequipa y otras regiones.

Entrevista por: Rivaldo Vásquez.

También te puede interesar: Biblioteca itinerante llega a lugares menos convencionales.

Publicaciones
Publicaciones relacionadas