Martes, Junio 18, 2024
HomePublicacionesEntrevistasJosé Romario: “Buscamos visualizar la coyuntura en torno a los desaparecidos”

José Romario: “Buscamos visualizar la coyuntura en torno a los desaparecidos”

Joven guionista habló sobre los esfuerzos que se debieron lograr para la producción del cortometraje

Actualmente es llamado como el séptimo arte gracias a la calidad a la que llegaron varias obras. Esto generó que la población sienta más empatía y se identifique más con las películas, cortometrajes y series que se han producido con el tiempo. En esta oportunidad, conversamos con el joven guionista José Romario sobre la película “El secreto de Bomboya” que está realizando actualmente inspirado en el libro del mismo nombre de los montañistas Eloy Cacya y Percy Núñez.

¿A grandes rasgos de que tratará “El Secreto de Bomboya”?

Primero contarte que este proyecto está con buen recibimiento entre la gente del valle del Colca. Incluso, nos apoyan instituciones como la Autoridad Autónoma del Colca (Autocolca) y otras. El documental trata sobre los desafíos que tuvieron que afrontar los montañistas Eloy Cacya y Percy Núñez respecto a la investigación que realizaron en la búsqueda de personas que son turistas que no han podido encontrar una buena ruta, más aun recordando que el asunto es peligroso si no se tiene un guía certificado. Esa es la principal trama. Se utilizarán diferentes elementos como la mística del lugar, la geografía y la cultura de la gente, sobre cómo piensa frente a estas situaciones.

¿Cuál es el objetivo principal que tienen con este proyecto?

Todo trabajo documental propone. En este caso, los objetivos son  visualizar la coyuntura que se vive sobre este tema de los desaparecidos y ver cómo pueden funcionar las instituciones y tratar de entender que pasa con la situación que se vive respecto a este tema.

Como guionista, supongo que has tenido que recopilar más información para elaborar y redactar lo que se mostrará en el proyecto ¿Qué es lo que más te costó recopilar?

Primero, fue la experiencia vivencial del lugar. Uno tiene que escribir lo que conoce. Ese es el principal desafío cuando tienes que escribir los lugares del Colca, tienes esta dificultad. Los libros a veces no ayudan. Este ha sido el principal problema al principio. Después, mi principal fuente de información ha sido el libro que publicaron Eloy Cacya y Percy Núñez, por lo que me he asesorado junto a ellos. Me contaron sus experiencias, la manera como trabajan, como suceden las desapariciones, principalmente de los casos más sonados como es el caso de la señorita belga Natacha de Crombrugghe, el recordado Ciro Castillo Rojo y otras personas más, cuyos sucesos son contados a manera de crónicas. Eso fue una dificultad, y después, también lo fue el trabajo de la creatividad que también ha sido un asunto tedioso.

Viendo que fue algo que dificultó tu trabajo ¿Podrías hablar sobre la creatividad de tu parte que tuviste que incluir en el proyecto?

Cuando tiene que hacer un cortometraje, nuestro director (que en este caso, es José Torres) no supera los diez minutos para hacer el trabajo. Hemos tenido que estructurar la historia y los casos en este tiempo. Todo esto es resumir los casos. Por esa razón, lo que he pensado es trabajar la trama de los desaparecidos, pero utilizando los tres elementos: la mística, la geografía del lugar y el trabajo de investigación que realizan los montañistas. Eso ha sido, y después, poco a poco ha salido la historia; basándome de las crónicas e historias del libro “El secreto de Bomboya”.

Anteriormente también indicaste que tuviste que guiarte de entrevistas y conversaciones que tuviste con Eloy Cacya y Percy Núñez ¿Cómo crees que las experiencias de ambos montañistas enriquecieron al proyecto?

Sí, lo enriquecen de hecho, ya que son cosas que no se cuentan en el libro que era necesario investigar más a fondo. Datos que los montañistas han visto y conocieron en primera persona respecto al trabajo de la policía y las diversas instituciones que se encargan de ver este tema desde su propio punto de vista. Ese ha sido el principal aporte de estas entrevistas.

Al principio de la entrevista, destacaste el apoyo de Autocolca ¿Qué otras instituciones apoyaron la realización del proyecto?

Con Autocolca tuvimos la conferencia que se dio a finales de diciembre del año pasado en la que presentamos el proyecto. En particular, también está este trabajo de un documental que se piensa realizar a la par con el decanato de Filosofía. Este caso todavía está en proceso, aún se piensa esto. No obstante, la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA) está abierta a llevar a cabo este documental a la par. Otras instituciones las gestiona el productor José Torres, quién seguro lo está haciendo porque hay muchas empresas abiertas a hacer este trabajo de producción audiovisual y cortometraje.

¿Las empresas que apoyan al proyecto están aportando fondos monetarios o aportan con logística?

En este caso, la logística es trabajo del productor. Él vela por lo que requerimos el equipo técnico, los actores, etc. Lo que se busca es tener un presupuesto de todo esto y buscar que nos financien, y de esta manera lograr un trabajo a grandes escalas. En realidad, el dinero es lo que mueve este trabajo del cine. No se puede hacer nada sin dinero. Es lo que hemos aprendido en estos últimos días, buscando que nos financien.

Debido a que Autocolca es una de las instituciones que más los apoyó en la realización de este cortometraje ¿El cambió de gestión no afectó en nada al proyecto?

No. En la última conferencia, Autocolca aseguró que respalda al proyecto. Además, este cambio de mandos no va a afectar, porque hay un compromiso de que se va a realizar. Tenemos trabajo para presentarlo. La pre-producción ya está, solo falta la grabación que se hará a finales de febrero, por lo que lanzaremos el cortometraje en marzo. Mientras que la película documental verá la luz terminando este año.

Anteriormente mencionaste sobre que más empresas están apoyando este trabajo y que, incluso, también realizan una película documental a la par ¿Hay más proyectos pensados sobre Caylloma, el Cañón del Colca u otro lugar emblemático?

Sí, hay una gran importancia. Más que todo por la geografía del mismo lugar y los desaparecidos, cosa que llama la atención. Además, yo pienso que el trabajo que realicé, ponerlo en un libro.

¿Cuál será el contenido del libro que estás preparando en este caso?

Sería un diario que estoy llevando que, además, contiene el guión de la película y el cortometraje. En esta obra, especificaré más sobre lo que trata de buscarse con este proyecto, lo que he averiguado, y las cosas que he encontrado.

En el caso del libro ¿Cuándo vería esta obra la luz?

Pienso que se va a realizar para finales de año. Primero, porque el guión del cortometraje ya está realizado. El diario lo sigo llevando a cabo. Mientras que, mi trabajo para la película, lo tengo en una fase final, ya que solo me falta darle el formato adecuado. Si no sale para el 2023, tengo pensado lanzarlo en los primeros meses del próximo año 2024.

Ya como para finalizar ¿Dónde se estrenará este documental? ¿Plantearon alguna alianza con una plataforma de streaming?

Lo que tenemos como objetivo es trabajarlo en salas de cine. De esto se encargaría la producción. Esta conversación la tendremos después con producción, pero me imagino que se lanzara tanto en plataformas como en cines. Buscamos que el proyecto tenga gran calidad audiovisual, e incluso tenemos la gente y los equipos para realizarlo, por lo que la pantalla grande es nuestra meta.

Por Orly Vides (Orlando Cáceres Vides).

Te puede interesar: Sol Luna Castillo: “Desde la comunicación tenemos la oportunidad de empoderar a la cultura”.

Publicaciones
Publicaciones relacionadas