Domingo, Mayo 19, 2024
HomePublicacionesArtículos"Amarres": una obra de teatro laboratorio que explora los miedos y traumas...

“Amarres”: una obra de teatro laboratorio que explora los miedos y traumas en la mujer

C16 Producciones vuelve a los escenarios tras el confinamiento por la pandemia.

El pasado jueves 27 de abril el grupo teatral C16 Producciones estrenó la obra “Amarres” en Arequipa, una propuesta escénica de teatro laboratorio que busca explorar las emociones, miedos, traumas y conflictos internos de la mujer.

La función próxima de la obra se realizará hoy, sábado 29 de abril, sin embargo, permanecerá en temporada durante los días 5, 6, 12, 13 y 14 de mayo. Todas las funciones se llevarán a cabo a las 20:00 hrs. en la calle Puente Bolognesi 311.

C16 Producciones surge por iniciativa de Carlos Beltrán en 2016 con el propósito de ofrecer capacitación teatral profesional a jóvenes sin recursos económicos. La propuesta tuvo su inicio en los distritos de Cerro Colorado y Cono Norte, y a pesar de contar con recursos limitados, presentaron modestamente dos obras de teatro durante 2017 y 2018. No obstante, debido al confinamiento provocado por la pandemia, tuvieron que detener sus actividades y, finalmente, cerrar. Ahora, la casa de artes escénicas está de vuelta con “Amarres”.

“La obra nace de la idea de las actrices, fuimos jugando, haciendo dinámicas y comenzamos a darnos cuenta de que todas las personas estamos amarradas a ciertas circunstancias de nuestra vida, que de alguna manera nos han marcado. Entre traumas, deseos, obsesiones, etc. [Las mujeres de la obra] exploran estos conflictos y los sacan a la luz”, apunta Beltrán, director de la obra.

El argumento principal de “Amarres” es la exploración de los miedos femeninos a través de las ataduras. Mediante el recurso actoral del lenguaje corporal, el reparto de C16 construye una narrativa fragmentada y no lineal, donde se invita al público a adentrarse en la mente y las emociones de las mujeres a través de diversas etapas de su vida (infancia, adolescencia y adultez) para comprender mejor sus experiencias y luchas.

El teatro laboratorio es considerado un tipo de actuación y creación escénica contemporánea próximo a la performance, donde se experimenta con diferentes lenguajes artísticos. En el caso de “Amarres” se utilizan los recursos de la música (en vivo), danza y canto, así como elementos del teatro físico y de movimiento.

Noelia Zelada, Lizbeth Arocutipa y Melissa Paredes dan vida a las tres mujeres de la obra, mientras que su expresión corporal es acompañada musicalmente por el pianista Jorge Flores, quien logra proporcionar un ambiente íntimo y emotivo en la representación, complementando las emociones que se transmiten en cada escena.

Noelia Zelada, Melissa Paredes y Lizbeth Arocutipa.

Las actrices han señalado que el aspecto más desafiante de la interpretación ha sido la expresión corporal, incluyendo la gesticulación para transmitir las emociones de manera auténtica, así como la danza y el canto (en el caso de Lizbeth). También destacaron la investigación que tuvieron que realizar para meterse en la piel de las mujeres que experimentan estos problemas y poder transmitirlos al público de manera efectiva.

“Me gustaría que se tome un poco más de conciencia por estos temas, son pequeños detalles de nuestra vida diaria. Debemos cambiar eso poco a poco, porque es un proceso largo, y toma tiempo. Ya no estereotiparnos en lo que se supone que debe ser una mujer y de lo que se supone que debe ser hombre”, apunta Melissa Paredes.

Asimismo, las actrices han destacado que uno de los propósitos de la representación (performance) es reflexionar sobre la importancia de cuidar el bienestar de los niños y niñas para prevenir problemas de violencia, prejuicios y tabúes en torno a la mujer. “Creo que es importante cuidar a la infancia, no solo a nuestro niño interior, sino acerca de lo que vemos [diariamente]. Si sabemos que hay cosas que en algún punto de nuestras vidas nos ha lastimado a nosotras, tenemos que ver la manera de velar por los menores de edad”, señaló Noelia Zelada.

“Creo que toda obra siempre tiene que dar un mensaje fuerte y concreto, entonces lo que yo más desearía, es que [los espectadores]aprendan de “Amarres” para que se respeten entre géneros. Porque [estos problemas] no solamente se dan entre mujeres, sino que incluye a niños y niñas”, añadió Lizbeth Arocutipa.

Video informativo a propósito de la obra.

C16 en perspectiva

El centro de capacitación actoral y dancística C16 Producciones tiene el objetivo de revolucionar el teatro mediante la creación de propuestas nuevas, así como investigación sobre tabúes sociales como el aborto, femicidio, desigualdad de género y temas de la comunidad LGBT.

Asimismo, la compañía busca formar artistas en danza, canto y teatro para abordar los temas mencionados. El fundador, Carlos Beltrán, ha señalado que para el futuro tiene pensado representar una obra de teatro musical y otra de teatro laboratorio durante el presente año o para 2024. La visión a futuro de C16 es poder formar actores cualificados que puedan interpretar obras de teatro de manera profesional.

Por el momento la obra teatral “Amarres” se presentará en una temporada única. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de su retorno en la ciudad, pero ello dependerá de la acogida del público.

Por Rivaldo Vásquez.

También te puede interesar: Obras de teatro en Arequipa rinden homenaje a Francisco de Zela y César Vallejo.

Publicaciones
Publicaciones relacionadas