Martes, Junio 18, 2024
HomePublicacionesArtículosLa era de la ansiedad: ¿Puede la cultura ser una aliada?

La era de la ansiedad: ¿Puede la cultura ser una aliada?

La ansiedad se ha incrementado un 25% a nivel mundial desde la pandemia. En el Perú, se ha registrado más de un millón de casos de atención de salud mental durante 2023.

La ansiedad es la respuesta del cuerpo a la preocupación y al miedo, que puede convertirse en un trastorno mental. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un trastorno que se caracteriza por miedo y preocupación excesiva. Los síntomas son lo suficientemente graves como para causar angustia o discapacidad funcional significativa.

La ansiedad no es tan simple como sentir preocupación o nervios, es una condición crónica que es debilitante. Puesto que, interfiere con la vida diaria y las relaciones personales.

¿Cómo identificarla?

Existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad, como el de ansiedad generalizada, trastorno de pánico, trastorno de ansiedad social, entre otros. Cabe resaltar que esta condición es tratable, teniendo opciones como tratamientos psicológicos.

La conciencia y la comprensión de la ansiedad son fundamentales para brindar apoyo a las personas que la padecen.

Esta condición y sus trastornos pueden tener un impacto significativo en las personas que lo padecen. Pueden ser una serie de síntomas físicos y psicológicos como: tensión muscular, dificultad para respirar, palpitaciones cardíacas, sudoración, mareos, pánico, ansiedad social, fobias, trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

La ansiedad en el mundo

Según la OMS, la ansiedad ha experimentado un aumento del 25% a nivel mundial desde el primer año de la pandemia por COVID-19 hasta el presente año. Se estima que 312 millones de personas en todo el mundo sufren un trastorno de ansiedad en 2023.

Fuente: Ipsos.

Esto representa un aumento del 25% desde el 2017. Además, la OMS destaca que la incidencia de esta condición es mayor en mujeres que en hombres, con 182 millones de mujeres y 130 millones de hombres afectados.

Fuente: Ipsos.

La ansiedad en el Perú

En nuestro país, el Ministerio de Salud (Minsa) ha reportado más de un millón de casos de atención en salud mental en lo que va del año. Durante el primer trimestre se ha visto un incremento de problemas de salud mental en las regiones más afectadas por la presencia del ciclón Yaku y el Niño Costero. Esto debido a que, durante la emergencia causada por estos desastres, un número grande de familias perdieron seres queridos. Sufriendo daño en sus pertenencias y pérdida de viviendas, además de las dificultades económicas.

Las regiones más afectadas por la ansiedad debido a estos fenómenos son La Libertad con 8277 casos, Arequipa con 5063, Ica con 3708, San Martín con 2795, Cajamarca con 2918, Piura con 1999, entre otros.

De acuerdo con el Minsa, la ansiedad, depresión y síndrome del maltrato figuran como las patologías más frecuentes. 911330 casos por trastornos de salud mental fueron atendidos por distintos establecimientos del Minsa entre enero y julio de 2023. Las patologías más frecuentes son la ansiedad (231874), la depresión (139121), síndrome del maltrato (132980), entre otros.

Fuente: Ipsos.

Para afrontar esta problemática, July Caballero Peralta, directora ejecutiva de Salud Mental del MINSA, indicó la implementación de 248 centros de salud mental comunitaria (CSMC) a nivel nacional para atención ambulatoria especializada para todas aquellas personas que lo necesiten.

¿Cómo pueden las actividades culturales y recreativas combatir la ansiedad?

Las actividades culturales, principalmente recreativas, pueden estar relacionadas con impacto positivo en la ansiedad. Por un lado, podrían ayudar a las personas a relajarse y reducir estrés, lo que podría ser una contribución.

Las actividades pueden proporcionar un sentido de comunidad y pertenencia, que también pueden ser beneficiosos para la salud mental.

¿Las actividades culturales podrían dar soluciones a la ansiedad? Sí, pero depende del caso. En algunas circunstancias, las actividades culturales pueden ser un complemento eficaz al tratamiento profesional que ofrece la psicología. Mientras que en otros casos, pueden ser suficientes para ayudar a las personas a controlar sus síntomas de ansiedad.

Fuente: El Peruano.

A continuación, se presentan algunos ejemplos de cómo las actividades culturales recreativas pueden ayudar a las personas con ansiedad:

  • Música: Escuchar música, tocar un instrumento o cantar, pueden ser actividades gratificantes que distraen y ayudan a las personas a sentirse mejor.
  • Arte: Puede ser una forma de expresión y creatividad. Puede ayudar a las personas a lidiar con sus emociones. Dibujar, pintar, esculpir o escribir pueden ser actividades relajantes y hasta terapéuticas.
  • Danza: Es una forma de ejercicio físico y expresión corporal. Ayuda a las personas a liberar el estrés y la ansiedad.
  • Teatro: Puede ser una forma de entretenimiento y participación social que puede ayudar a las personas a sentirse más conectadas y establecer lazos con los demás.
  • Cine: Puede ser una forma de entretenimiento y escape que permite a las personas relajarse y distraerse de sus preocupaciones.

Las actividades culturales pueden ofrecer soluciones a la ansiedad, entre ellas:

  • Relajación y reducción del estrés: Estos son factores que pueden contribuir a la ansiedad. Las actividades anteriormente mencionadas pueden ayudar a las personas a distraerse de sus preocupaciones y centrarse en el presente.
  • Expresión y creatividad: Estas actividades culturales pueden ser una forma de expresión y creatividad. Ayuda a las personas a lidiar con sus emociones. Por ejemplo, la escritura, pintura y música pueden ser formas de expresar emociones difíciles y superarlas.
  • Sentido de comunidad y pertenencia: Las actividades, al ser comúnmente grupales, pueden proporcionar un sentido de comunidad y pertenencia. También son beneficiosos para la salud mental. Asistir a estas actividades puede ser una forma de conectar con otras personas que comparten intereses similares.

Es importante señalar que las actividades culturales no son una cura para la ansiedad. Esta se trata con especialistas en el tema y tratamientos personalizados. De necesitar orientación o ayuda, se debe acudir al centro de salud más cercano o llamar a la Línea 113, opción 5: Salud mental y psicología.

Por Nicolás Gambetta.

También te puede interesar: Gabriela Zamata y Supradol: Un fanzine independiente para promover el arte local.

Publicaciones
Publicaciones relacionadas